martes, 19 de enero de 2016

2015. Un ano en cifras

Hai unha semana celebrábamos o Día do Usuario e na Neira Vilas quixemos aproveitar a ocasión para darvos as grazas por facer da(s) biblioteca(s) o que somos, un servizo público de todos e para todos no que agardamos que cada un atope o seu lugar.

Agora queremos compartir con vós o resultado deste último ano de traballo, e aínda que o que vos ofrecemos aquí son cifras, sabemos que detrás das mesmas estades os usuarios, así que de novo grazas pola vosa implicación en todo o que facemos. 

Entrando en materia, ao longo do pasado 2015 un total de 85.735 persoas fixeron uso dos distintos servizos que ofrece a biblioteca, ben fose levando documentos en préstamo, consultándoos en sala, facendo uso dos equipos informáticos, participando no programa de actividades, etc. Así mesmo, inscribíronse 1.823 novos socios, cos que o total ascende xa a 12.790.

Se botamos un ollo ás cifras do servizo de préstamo comprobamos que ao longo do 2015 leváronse prestados 38.676 documentos... Como non podía ser doutra forma a maior parte destes préstamos correspóndense con libros (71,5%), sendo a novela o xénero preferido dos nosos lectores. Séguenlle por orde de preferencia o cine/documental (23%), a música (2%), as revistas (2%) e os arquivos de ordenador (1,5%). Tamén se afianza a nosa plataforma de libro electrónico Ebookvigo,  que neste ano incrementou os seus socios en 129 e na que se rexistraron un total de 1.085 préstamos.

Un completo programa de actividades para todos os públicos

 

Pero ademais, na Biblioteca Xosé Neira Vilas temos como un dos nosos obxectivos primordiais deseñar e executar programas e actividades que pretenden proporcionar oportunidades de formación para todos, promover a lectura e fomentar o uso da biblioteca. Así, durante o ano 2015 realizáronse un total de 189 actividades, dirixidas a todo tipo de públicos (adulto, infantil e familiar), nas que participaron 7.057 persoas, ás que queremos agradecer o seu entusiasmo e a súa fidelidade no caso das actividades de tipo permanente: A hora dos Contos, Entre arrolos e contiños ou As tardes do Roque para nenos, e os Contos Dakí e o Club de lectura para adultos téñense convertido en citas indispensables para moitos de vós. Tampouco esquecemos as actividades formativas, como os cursos de alfabetización dixital Achégate a internet, nin outro tipo de iniciativas como os obradoiros, presentacións, recitais, mostras bibliográficas, etc.

Moi contentos estamos tamén coa boa acollida que os programas para escolares  Descubrindo os Clásicos (curso 2014/2015)  e Xogando cos sentidos (Curso 2015/2016) tiveron entre a comunidade escolar: ao longo dos meses lectivos pasaron un total de 59 grupos de diferentes centros de ensino, tanto públicos como concertados, cun total de 1.470 participantes.

Por último, as accións programadas en colaboración con outras entidades, como a Fundación do Secretariado Xitano ou a Asociación Alborada, seguen a afianzar o papel da biblioteca como centro integrador das distintas realidades e sensibilidades presentes na nosa  área de influencia.

viernes, 8 de enero de 2016

Club de lectura. El amor en los tiempos del cólera y Del color de la leche

Dende que comezou o curso escolar, os participantes do noso Club de Lectura téñense asomado a dúas lecturas moi diferentes: en primeiro lugar a todo un clásico da literatura hispanoamericana, El amor en los tiempos del cólera, do gran Gabriel García Márquez, ao que seguiu a existosa novela de Nell Leyshon Del color de la leche, premiada en 2014 como o mellor libro do ano polo gremio de libreiros de Madrid. Aquí vos deixamos as reflexións - como sempre interesantísimas - de Marila Ruíz, a coordinadora do Club:

El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez, y Del color de la leche, de Nell Leyshon.
García Márquez, y en especial esta obra, ha sido desde que lo conocí una de mis patrias más amadas en este mundo que llamamos literatura (con la excepción del despropósito final que sólo puedo calificar de senil, Memoria de mis putas tristes). Su narración envolvente, las vidas que se engarzan y se sueltan de nuevo con una delicadeza que casi parece azar y es, en cambio, maestría, los personajes inolvidables como Fermina Daza y Florentino Ariza, el aire pesado del Caribe, el sopor húmedo en el río, tanto deseo de encontrar amor en tiempos en los que no parece haber más que migajas de amor… Es un libro magnífico, un viaje inolvidable. Y sin embargo…

… Sin embargo, justo después en el Club hemos leído Del color de la leche y, de repente, sin entender muy bien qué estaba sucediendo, el gigante se me volvió un algo acartonado, un algo falso, un algo insulso y ya consabido. Porque el pequeño Del color de la leche palpita desde su primera frase con una frescura narrativa inusual, una precisión insobornable en la que nada falta ni nada sobra en la voz de una protagonista, Mary, que nos cuenta quién fue ella, y por qué fue así, y a quien creemos, sin reservas. Esta obra me reconcilia con la literatura por su verdad inspirada e inspiradora, tanta belleza que no sé si la autora podrá volver a estar a la altura de sí misma, como le sucedió a Saint Exupery con El principito. A quién le importa. Uno y otro son ahora reales, tanto que a lo largo de la tertulia una participante comentó “¿Os habéis dado cuenta? En el libro anterior siempre hablábamos de García Márquez, en este libro sólo hablamos de Mary, ni una vez hemos mencionado a la autora”.  
En cuanto a las opiniones de quienes asisten al Club, ha habido más gustos que disgustos en ambos casos. Del clásico de García Márquez se habló bien y con entusiasmo, con discusiones interesantes y alguna objeción que se diluía siempre en la maestría global del texto. De del color de la leche se habló en general con una enorme emoción, exceptuando un par de objeciones de rechazo completo ante un texto tan simplista en apariencia… Ustedes lean y juzguen, cualquiera de los dos merece la pena, aunque es un merecimiento diferente y yo me quedo, sin dudar, con el segundo. David contra Goliat, una honda, una piedra, simplemente.
 Marila Ruiz