viernes, 29 de mayo de 2015

Club de lectura. Mi familia y otros animales, de Gerald Durrell


No mes de maio o Club de Lectura da biblioteca mergullouse nas páxinas de Mi familia y otros animales, de Gerald Durrell, que como vos adiatábamos no noso Caderno de Bitácora é a primeira parte da súa divertida triloxía autobiográfica de Corfú, na que nos presenta unha áxil e graciosa galería de personaxes xunto cunha serie de animais retratados con intelixencia e tenrura e na que por suposto non falta o insuperable sentido do humor que caracteriza ao autor.


Aquí vos deixamos a reflexión de Marila Ruiz, coordinadora do Club de Lectura:

Si la literatura fuera la capacidad de crear vida con las palabras, vida auténtica, palpitante, ese libro humilde y sin pretensiones formales ni conceptuales, Mi familia y otros animales de Gerald Durrel sería desde luego literatura. De la mejor. Siempre que abro sus  páginas, después de casi treinta años desde nuestro primer encuentro, el sol me obliga a pestañear, deslumbrada, el olor del mar me envuelve, se me llena la boca con el sabor de las uvas maduras y un sonido vibrante de cigarras y cantos de ave desconocidos me empieza a producir deseos de tumbarme bajo una parra, perezosamente, sintiendo las hormigas correteando bajo mis tobillos mientras una sonrisa ocupa toda mi cara.  Estoy en Corfú, pertenezco a otra época y a otra familia, tengo diez años y soy libre y feliz.
En el Club de lectura nuestras últimas discusiones han girado en torno a este libro. A unas personas le ha gustado muchísimo, a otras les ha gustado menos e incluso a alguna no le ha interesado nada. Sus detractoras confiesan que hay demasiados animales, que tantos animales cansan, que la familia es exagerada y que desde un punto de vista formal no hay nada nuevo ni destacable. Sus admiradoras apuntan que se han reído y divertido, que a los personajes casi puedes tocarlos pues están maravillosamente definidos y aunque hay muchos nunca se confunden (probablemente porque el naturalista Durrell está adiestrado en la observación), que la voz narradora del niño de diez años está genialmente lograda y que estas páginas han sido unas verdaderas vacaciones en Corfú formando parte de aquella pintoresca familia que fue la del afortunado niño Gerald Durrell, hermano menor del importante escritor Lawrence Durrell, cuyos libros, perfectos, sesudos, experimentales y complejos se me han ido cayendo de las manos cada vez que intenté leerlos.
Marila Ruiz

Podedes atopar máis información sobre Gerald Durrell e a súa obra no seguinte enlace: Dossier Gerald Durrell


No hay comentarios:

Publicar un comentario